Casa de diseño en la Costa Brava: mirar al mar

Unificación de volúmenes

El proyecto de esta casa de diseño en la Costa Brava se centró en la transformación de una arquitectura con muchos volúmenes y desniveles, propia de los años 70, a través de la redistribución y ampliación de espacios interiores y de la aplicación del color blanco para conferirle una armonía y un espíritu más tranquilo.

Situada en Aiguablava, esta casa de diseño en la Costa Brava se abrió al mar y se unificó desde su exterior, donde se introdujeron toldos, jardineras y candelabros exteriores que se integraron en la vegetación del terreno. Pero hablar de construir una casa de diseño en la Costa Brava también es hablar de su interior, donde se convirtieron los espacios fragmentados en un ambiente diáfano y luminoso, con pleno protagonismo del blanco tanto fuera como dentro.

Por último, a la hora de decorar una casa de diseño en la Costa Brava, tanto la fachada como los suelos, la carpinterías, el mobiliario y los accesorios de dentro y fuera de la casa se tiñeron de este color que aportó una consonancia reposada a la vivienda.