18 Dic
Ideas sencillas para decorar un hogar en Navidad

Ideas sencillas para decorar un hogar en Navidad

Viernes 18 diciembre, 2015

La cuenta atrás para las reuniones familiares, el turrón y los regalos ya ha empezado pero antes de sentarnos a celebrar, ¿qué tal pensar en cómo decorar un hogar en Navidad? Para los rezagados que aún no se atrevieron a lanzarse al espíritu navideño, para los que huyen de los grandes dispendios de color y ornamento, desde nuestro estudio de interiorismo en Barcelona hemos preparado algunas ideas para dejarnos contagiar del entusiasmo de estas fiestas con sencillez pero también con personalidad, imprimiendo un poco de nuestro carácter en cada detalle. Estamos en momentos en los que, por unos días, reinará el rojo más clásico, los destellos dorados y el verde. Colores muy contrastados a los que podemos lanzarnos, o no.

Entre las propuestas de esta temporada, las coronas y guirnaldas asaltan las puertas de todo fashionista que se precie personalizando hasta el infinito en diseños en los que todo está por ver. Desde la clásica corona verde y dorada al calcetín donde dejar algunos caramelos, la clave es encontrar esa guirnalda circular que esta temporada pisa fuerte en mercadillos y blogs navideños. ¿Y si probamos a hacer las nuestras? ¿Qué tal el laurel o la hiedra? ¿Aportar por el verde con algún toque de color navideño?

Fuente: Pinterest

Fuente: Pinterest

Si no se quiere prescindir del árbol, la gran apuesta son las bolas de cristal transparentes preparadas para personalizarse. Retirando el casquillo, se puede introducir dentro un toque personal. ¿Rellenar la mitad con sal o azúcar para que dé una sensación de nieve? ¿Introducir pequeñas bolitas de colores? ¿Comprar pintura especial dejar volar tu imaginación? ¿Y meter algún pequeño recuerdo que hable de nosotros?

Entre los detalles y para los que quieren dar un paso más allá de la decoración típica y sorprender a los invitados, las tendencias nos permiten sumar nuestra producción propia en sencillos detalles DIY. Aprovechar tarros de cristal de conservas y colocarlos con velas en combinaciones de tamaños y formas, simultanearlos con plantas aromáticas, sencillas cajas forradas con papel de envoltorio clásico, ramilletes de flores y, por qué no, algún que otro lazo en el que el blanco triunfa sobre cualquier otro color.

Fuente: Pinterest.

Fuente: Pinterest.

En la mesa, más si cabe, se impone la sencillez. Elegir uno o dos colores y centrarse en ellos. Sobre el mantel, centros de tamaño reducido que no estorben a los comensales y, si alguien se queda con ganas de detalles, un pequeño toque en cada servilleta.  Ramilletes de hojas, cuerdas, flores, algún lazo de ganchillo…

Y si hay luz, que sea blanca, iluminando algún rincón especial de la casa.

Porque en Navidad, como en todo, no se trata de acumular, si no de lograr calidez sin renunciar a la armonía; que cada detalle nos cuente una historia y que, cada historia, hable un poco de nosotros.